Periodismo con muletas

Cuántas veces más tendremos que sufrir los lectores con esas molestas, incómodas e inútiles muletillas que día a día se arraigan más en el vocabulario de los comunicadores de prensa escrita, televisión y hasta noticieros de radio, que las escriben o hablan mecánicamente para adornar información que, al final de cuentas, termina entendiéndose con o sin ellas. Y no solo muletillas, sino también redundancias innecesarias. Parece imposible pensar que son palabras vacías, literalmente, y que solo entorpecen nuestra lectura.