El verbo beatificar no significa lo mismo que canonizar o santificar, por lo que no es adecuado emplearlos indistintamente.

Según el Diccionario académico, beatificar es “declarar que un difunto, cuyas virtudes han sido previamente certificadas, puede ser honrado con culto”. Este verbo se distingue de canonizar y santificar, que significan “hacer santo a una persona ya beatificada”.

Con motivo de la canonización de los papas Juan XXIII y Juan Pablo II, se recuerda además que la palabra papa se escribe con minúscula inicial por tratarse de un nombre común.

 

 

 

[Información tomada de Fundación del Español Urgente]