Cuando el tiempo me alcance

Se borrarán los besos, las hermosas miradas y los recuerdos. Moléculas que se albergarán en otros seres vivos; que se pegarán a su piel, que será lavada y al nuevo sitio caer.

Mundos lejanos

Todo o nada, es un juego que hay que jugar para ganar o perder. El que no arriesga no gana, dicen. Sólo polvo en mis ojos y el horizonte manchado de malos recuerdos, es lo que quiero dejar atrás.

Descomunal

En esa temporada hacía un frío del noveno infierno. Bolivar tomó el atizador de la chimenea y se dirigió lentamente hasta la cama. Escuchaba los gemidos de su esposa, casi aullidos placenteros cual placer carnal del Marqués de Sade.

Sobre ruedas

A veces somos escuchados por los taxista. Pero también los conductores que nos llevan y traen a nuestros destinos, merecen ser escuchados. Les presento estas tres historias que me fueron confiadas en tres viajes distintos con taxistas colimenses.

Destruyéndome a mí mismo

No merecías tanto dolor en tu primera noche en la cama de un desconocido. No te merecías morir en las manos de un Judas moderno, cuya alma cambió por su inmortalidad carnal.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑