Los abuelos deben estar en las redes sociales

Cada vez que hablo con mis abuelos me doy cuenta que algo está pasando en el mundo actual: la historia, sin lugar a dudas, está siendo editada. Los políticos nuevos buscan a toda costa dejar atrás la imagen negativa que existe de sus corrientes políticas -por no detallar qué corrientes políticas- y los jóvenes, esSigue leyendo “Los abuelos deben estar en las redes sociales”

Tu voto:

Votar a lo pendejo

Los mexicanos tienen los políticos que desean porque nadie más que ellos ejerce el voto en las casillas. Sean buenos o malos, los políticos del país son la típica discusión del nunca acabar; que si las reformas se verán reflejadas a 10 o 20 años; la violencia está bajando y no lo pueden ver porqueSigue leyendo “Votar a lo pendejo”

Tu voto:

Confesiones de medianoche: Si quieres algo ¡Hazlo tu mismo!

Típico que cuando alguien no hace su trabajo es más fácil echarle la bolita a los demás… al final de cuentas alguien más puede hacerlo por ti. Sucede siempre, todo el tiempo y en todas partes. En la escuela, en el trabajo, en casa y en un lugar más importante que nunca debemos olvidar: en nosotros mismos.

Tu voto:

Confesiones de medianoche: ¿Vivo o muerto?

“Estamos hechos de la misma materia que los sueños y nuestra pequeña vida termina durmiendo”  [William Shakespeare] Alguna vez morí desangrado. No sé cuantos años hace, pero sé que lo hice. No podía respirar y la sangre salía por mi boca y mi nariz. Mi vista sólo se nubló y fue como estar cansado ySigue leyendo “Confesiones de medianoche: ¿Vivo o muerto?”

Tu voto:

Confesiones de medianoche: Las mil caras de LuisFer

Bastaron un par de cafés y La prospettiva di me para recordar mi pasado. Me hizo pensar en lo que antes pensaba acerca de mi y hacia donde iría una vez que terminara de estudiar… cuando fuera libre. Me hizo recordar las cosas que de mí he cambiado para evitar convertirme en eso que todosSigue leyendo “Confesiones de medianoche: Las mil caras de LuisFer”

Tu voto:

Confesiones de medianoche: Honestidad y confianza

Hoy tomé un taxi de Walmart, en la avenida Tecnológico, y me bajé frente a Office Depot. Me cobró 15 pesos. Yo no traía cambio y el taxista tampoco; intenté cambiar en una tienda cercana pero me dijeron que no tenían -lo típico si no compras-. Le dije al taxista “¿Qué más puedo hacer?”. MeSigue leyendo “Confesiones de medianoche: Honestidad y confianza”

Tu voto: