Carta 5: Sólo sueños

Te he olvidado por un largo tiempo. Sí lo sé, tenía tanto tiempo sin escribirte ¡Casi un año desde la última carta! Pero ahora ya no necesito cerrar los ojos para presenciar tu arte.

Ahora sé que te has ido muy lejos, aunque tú deseas permanecer aquí no tenemos charlas pendientes. Y aunque no evoco más tu nombre, todos los momentos permanecerán… no escaparán sino hasta que el tiempo decida llevarlos muy lejos.

La historia parece no tener fin, ¿Cierto? No te preocupes, lo tiene. Ahora sólo recuerda que una vez estuvimos ahí, pensando en el otro. Mirábamos fijamente la luna mientras las luces de la ciudad ardían como nuestros sentimientos… intensamente. Su fulgor imposibilitaba ver las estrellas más pequeñas, pero la luna… ¡Oh Dios mío! La luna sí que estaba ahí, tejiendo sueños en nuestro pecho. “Sueños” es la palabra correcta para definir lo que nos sucedió.

Publicado por Fernando Castillo

Licenciado en Lingüística, productor de noticias y corrector de estilo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: