Murió un 23 de septiembre de 1939 y para recordarlo te contamos algunas de sus manías

1. Este médico neurólogo austriaco, padre del psicoanálisis, nació en Príbor, Moravia, Imperio austriaco (actualmente República Checa) y falleció en Londres.

2. Era hijo primogénito, el mayor de seis hermanos y se dice que el preferido de sus padres. Su madre lo llamaba “mi niño adorado” o “Sigi”.

3. Era un gran supersticioso, estaba obsesionado con los números 23 y 28 y tenía un temor inexplicable al número 62; nunca se hospedaba en un hotel con más de 62 cuartos.

4. También tenía fobia a los helechos.

5. Consumía cocaína y la prescribió para algunos de sus pacientes.

6. No le gustaba comprar ropa, solo se permitía tener tres trajes, tres mudas de ropa interior y tres pares de zapatos.

7. Aprendió español para ser capaz de leer El Quijote en su lengua original.

8. Pasó por 33 intervenciones quirúrgicas a causa del cáncer de boca que le aquejaba.

9. Debido a que ya no soportaba el dolor que sufría en la boca, le pedió a su médico personal que le administrara una inyección de morfina y esto fue lo que le causó la muerte en 1939.

10. En su honor se le llamó Freud a un pequeño cráter de impacto lunar en una meseta dentro de Oceanus Procellarum, en la parte noroeste del lado visible de la Luna.

Tomado de Life & Style