‘The Prodigy’: Un argumento gastado y falto de originalidad

Soy un gran fanático del género de terror y se necesita mucho para impresionarme. Tal vez The Prodigy no sea la mejor película de terror hasta el momento y tampoco tiene muchos elementos prometedores.

No la recomiendo al cien por ciento, pero tampoco puedo decir que no es digna de echarle un vistazo.

La sinopsis de Cinépolis la describe así:

“Una Madre preocupada por el comportamiento perturbador de su hijo, está convencida de que algo sobrenatural está transformando la vida del pequeño y de quienes lo rodean, poniéndolos en peligro”.

Mi sinopsis sería:

Después de no poder concebir un hijo durante años, una pareja por fin logra tener un hijo. A tan solo unos meses de nacer Miles muestra signos de un niño genio (de ahí el título The Prodigy). Cuando cosas misteriosas comienzan a suceder en el comportamiento de Miles, el mito y la religión comienzan a intrigar a su madre Sarah.

Aquí es donde termina mi sinopsis y con ello mis elogios, aquello por lo que es rescatable hasta cierto sentido.

Spoilert Alert

Si quieres ver mi conclusión sin el Spoilert Alert, brinca el artículo hasta donde el apartado de ¿Qué opino?

El argumento es algo que ya se ha visto en otras entregas. Un psicópata que le corta una mano a las víctimas (mujeres) antes de asesinarlas, que es abatido por la policía y que muere cuando nace el niño; cuando ves al asesino desnudo tumbado en el suelo es fácil adivinar que renacerá en el niño porque a este último le limpian la sangre que casualmente parecen disparos en su pecho.

Esto ya lo hemos visto antes, con o sin niño, en dramas sobrenaturales como “La otra vida de Audrey Rose” (1977) o en franquicias como Child’s Play (Chucky, el muñeco diabólico).

Nicholas McCarthy parece no darse cuenta de que esta historia la hemos visto mil veces; crea secuencias, como la cansa escena del perro en el sótano, donde ya sabemos qué pasará. El final de la película es una idea simple, que es una forma muy fácil de concluir el gastado argumento. Yo hubiese dejado hasta la mirada frente a frente, sin saber qué sucedió después del disparo.

¿Qué opino?

No voy a negar que me hizo saltar dos o tres veces del asiento, pero ese es su único elogio. Lamento decir que esperaba más de esta película y no dio su cien por ciento. Te deja pensando en “pudo haber dado más de sí Miles, pudo haber hecho más destrucción”.

Es una experiencia intermedia que, si me piden calificar, le daría un 6 de 10.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s