“La vida es como montar en bicicleta, para mantenerte en equilibrio es necesario permanecer en movimiento” <<Albert Einstein>>

La insolencia es adjetivo que define a un selecto grupo de mujeres en Colima. Sí, son insolentes por autodefinición, pero insolentes de las que hacen cosas atrevidas, que rompen esquemas en lo que a movilidad respecta. Tengo –según me han dicho— el privilegio de rodar con ellas en las diversas rodadas que realizan durante la semana por toda la ciudad. Trayectos cortos que sirven de entrenamiento para las salidas de fin de semana.

En mi experiencia rodando con las insolentes, tuve la fortuna de acompañarlas a Altozano (22 kilómetros, ida y vuelta desde mi casa), el bicipaseo del Día Internacional de la Bicicleta (20 kilómetros desde mi casa) y la rodada a Peñitas (46 kilómetros, ida y vuelta). La verdad es que, como dicen en Colima, “casi aviento el bofe” la primera vez, cuando fui a Altozano pero el regreso fue lo mejor, de noche y con una velocidad considerable. El bicipaseo del Día Internacional de la Bicicleta estuvo tranquilo porque era más urbano y al final la ida a Peñitas fue fenomenal… hasta que tuvimos que regresar. Conclusión: me hace falta condición para andar en bicicleta sin quejarme.

Pues bien, algo que caracteriza a Insolente Colima es que es un grupo de mujeres que buscan empoderar a la mujer para equilibrar géneros y lo hacen a través de la bicicleta. Y no solo eso sino que también les enseñan a cambiar una cámara de la bicicleta para que no se queden en el camino si se ponchan.

 

Seguramente te preguntarás ¿Qué hago en este grupo de mujeres insolentes en bicicleta? Insolente Colima busca ser un grupo de mujeres al que un hombre pueda llegar y unirse solamente si los invita una de las mujeres que ya están dentro; de acuerdo con lo que doña Insolente nos comenta aún hay muchos hombres que se burlan de ellas y por ende algunas se avergüenzan, se cohíben y optan por no salir a rodar. Otras mujeres piensan que ellos andan de acomedidos diciendo “traes muy bajo el asiento” o “la bici te queda grande, chica”. Acoso, de una forma mínima, pero al final de cuentas es acoso.

Insolente existe en México, Japón, Venezuela y Estados Unidos y sólo hay unas cuantas ciudades en las que hay hombres dentro del grupo de Insolentes, entre ellas Colima, Morelia y Chiapas. En Colima es una muy buena opción para tener una buena condición y salir a despejar la mente, seguido de encontrar la confianza necesaria para hacer de la bicicleta el medio de transporte perfecto sin miedo a los vehículos y conductores que no respetan otra forma de movilidad urbana. Puedes buscarlas como Insolente Colima en Facebook.


*Licenciado en Lingüística por la Facultad de Letras y Comunicación. Productor de Noticias de ZER Informativo Colima, director general de Información de El Centinela de Colima, colaborador de la revista Vida & Mujer, Colima XXI, El Comentario Semanal y Manzanillo News. Sígueme en Facebook /skidder89 y en Twitter @skidder89.