Día a día me doy cuenta que los ayuntamientos de nuestros municipios, en el estado de Colima, se han vuelto cada vez más pachorrudos. Bien, pachorrudo aquí significa que necesitamos hacerles ver los errores que hay en nuestra colonia o barrio para que vayan a punta de quejas en los programas de noticias en la radio o periodicazos.

Sí, así se han venido acostumbrando. Se duermen en sus laureles pues ya qué más da, ya están en el poder, ya son funcionarios y tienen chamba segura por unos años y muchos ruegan para que la base sindical llegue antes de que salga la administración.

Las quejas más sentidas de la población varían dependiendo de la zona en la que vivan. Es evidente que son más las quejas de colonias populares y todas van enfocadas a los siguientes puntos: alumbrado público, falta de agua potable, alcantarillas rellenas de basura, inseguridad y la no municipalización de las colonias.

Que si es culpa del fraccionador no municipalizar una colina o que el ayuntamiento es quien se encarga de hacerle cumplir los lineamientos necesarios. Es una chamba compartida, palabras más palabras menos: tanto peca tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata. Pues si no díganme a dónde se va el cobro del Derecho al Alumbrado Público (DAP).

Sencillamente, este pago lacera la ya deteriorada economía de los colimenses de clase media y baja; muchos sectores ni siquiera gozan de este servicio y pese a ello, el ayuntamiento, mediante la CFE, les hace llegar el cobro sobre su consumo de electricidad.

Respecto a que se han convertido en ayuntamientos pachorrudos, lo que dice la población es que es necesario exponer las deficiencias de su municipio en medios de comunicación porque sencillamente los funcionarios y empleados de gobierno -en su mayoría sindicalizados- no los escuchan. ¡Sí, no escuchan a quienes pagan sus jugosas quincenas!

Quizás deberían darles un curso de inducción a nuestros empleados de gobierno con aquella épica escena que hiciera famosa por su discurso y elocuencia el actor Mario Moreno Cantinflas en la película “El ministro y yo” (1975).

“Ustedes tienen un concepto muy equivocado de lo que es la burocracia…”

 ————————

*Licenciado en Lingüística por la Facultad de Letras y Comunicación. Productor de Noticias de ZER Informativo Colima, director general de Información de El Centinela de Colima, colaborador de la revista Vida & Mujer, Colima XXI, El Comentario Semanal y Manzanillo News. Envíame tus comentarios a fernando_castillo@ucol.mx o sígueme en Twitter como @skidder89.