La semana pasada salieron a colación dos temas que tocaron fibras muy delgadas en ciertas personas de la sociedad que integran el Frente Nacional x la Familia en Colima. Primero, se sintieron susceptibles y se manifestaron en contra de la modificación del Registro Nacional de Población afuera del Registro Civil.  Señalan que en las nuevas actas de nacimiento ya no se consideran al padre y a la madre en los datos del niño, sino que son sustituidos por la palabra “datos de filiación”. Según dicen “datos de filiación no es lo mismo que padre y madre”.

Por otro lado, mencionan que matrimonio “hombre-mujer” es ciencia y no fobia, al negarse a las relaciones entre personas del mismo sexo. Esto y más es parte de la agenda que marca el Frente Nacional x la Familia aquí en Colima. Hablan de afectaciones contra los niños y el respeto a la mujer, se dicen preocupados por la familia y la educación de los pequeños. Creo que todos tenemos esto dentro de nuestro sentido común ¿No?

Pero, oponerse al matrimonio entre personas del mismo sexo, a que adopten hijos o que la mujer tenga derecho a abortar es algo que me hace preguntarme: ¿Estamos acaso en 1940? Digo esto porque por aquellos años era el mero mole de la Liga de la Decencia, que apelaba a favor de la moral y buenas costumbres, gracias a un tal Manuel Antonio Careño. Y tal parece que esta dichosa liga dejó algunas brazas por ahí que vino a soplar el diablo para que ahora busquen dar batalla a través del llamado Frente Nacional x la Familia.  

Catálogo de la Indecencia

El discurso está bien representado en su lema caduco “Una sociedad más digna para nuestros hijos”. Lema que aplicaron a la perfección muchas doñitas mexicanas que sabían diferenciar lo bueno de lo malo. ¿Diana Cazadora? Malo ¿Mencionar pene, senos o vagina? Malo, ¡Por supuesto!

Primero fueron por los alborotadores: Frida Kahlo, una tal Blanca Nieves y Agustín Lara. La primera porque no es de damitas fumar y echar tequilas; Agustín Lara, por sus letras guarras y Blanca Nieves porque ¡Cómo puede una jovencita vivir con siete hombres! ¡Qué horror! Después vino la falda de la Diana Cazadora , que por ser impúdica al andar por ahí desnuda frente a Chapultepec.

Como dato, a ellos le debemos la clasificación de las películas y unas más que ya ni se mencionan: C1, prohibida por la moral cristiana y C2, fuera de toda clasificación por indecente.

El móvil de la Liga de la Decencia era escandalizarse por la vida de los demás y luchar contra la integración de modelos familiares distintos al modelo tradicional. Un ejemplo absurdo fue cuando retiraron los maniquiés de las tiendas en la Ciudad de México porque incitaban a tener pensamientos atroces y lujuriosos, ¡No, eso es del diablo!

¿Se imaginan si las doñitas de la Liga de la Decencia vivieran en esta era del twerking? No hay que imaginarlo, basta con ver las acciones que comienzan a tomar el Frente Nacional x la Familia.

*Licenciado en Lingüística por la Facultad de Letras y Comunicación. Productor de Noticias de ZER Informativo Colima, director general de Información de El Centinela de Colima, colaborador de la revista Vida & Mujer, Colima XXI y Manzanillo News. Envíame tus comentarios a fernando_castillo@ucol.mx o sígueme en Twitter como @skidder89. También puedes consultar mis columnas en http://www.palabrasprohibidas.com.