Hoy en la mañana me levanté con todo el ánimo de escribir sobre los chavorrucos que estoy viendo se multiplican como los conejos aquí en mi ciudad. ¡No es nada malo! Yo lo sé, porque voy para allá que vuelo, pero sí hay algunos que de verdad deberían centrarse ya en su edad. Como dijo Carolina Herrera “No hay nada que envejezca más a una mujer que vestirse de joven”. Exactamente eso sucede con los chavorrucos que se empeñan en seguir vistiendo como jóvenes.

Y aunque lo cierto es que siempre han existido los adultos que se sienten jovenzuelos, ahora buscan verse incluso 10 años más jóvenes, aunque los haga verse ridículos con su ropa de Forever21. 

Parece que me siento un hater de los chavorrucos. No es así, les repito, yo voy para allá que vuelo. Pero hay que aceptar que a los 40 o 50, no nos queda la ropa del típico junior millennial. Por ello son importante reconocer los siguientes 8 puntos para saber que estamos pasando por este período.

Quiero unos Converse

Los millenials cambiaron la forma de vestir en las oficinas; ahora ya no es necesario el código formal godínez, sino ir más relajado e informal. Aunque la mayoría los use, a los chavorrucos no les va muy bien usar ropa relajada y Converse ahora.

from_the_70ies.jpg

Deja fuera de tu guardarropa esas camisas con leyendas como “I’m a 90’s bitch”. Bye bye a las minifaldas con blusa y a las camisetas de vestir con Converse. No vayas disfrazado de chavito y mucho menos uses tintes que no te van.

¡What year is it!

+.jpg

Despierta, los 90 ya pasaron. Si recuerdas la muerte de Kurt Cobain mientras tomabas clases en la uni(versidad) y recuerdas el éxito de Ricky Martín, definitivamente no eres un chavo. Esto no pasó hace 10 años o como dicen muchos, “Me acuerdo como si fuera ayer”. Hace 10 años fue en el 2000, cuando Natalia cantaba sus ridículas canciones de que su hermana iba parir y un pato iba cantando alegremente cua cua…

¿Qué es un Corona Capital?

Es de típico chavorruco no perderse el Corona Capital para sentir que están viviendo. Sin embargo, los chavorrucos tienen un playlist muy marcado. Recuerda: Shakira, Mijares o Emanuel no son ahora su top ten.

Además podrás identificar a un chavorruco en el Vive Latino o en el Corona Capital si cuando lo saludas ves a un millennial avergonzado a su lado porque es su papi o mami haciendo pasos noventeros o coreografías sincronizadas.

Checa la playlist de chavorrucos que Spotify tiene para ti.

Eso sí, al otro día no llegan a la oficina con la camiseta o la pulsera del concierto, porque “eso es de ñores”.

Cheers!

hangover.jpg

Si tu eres que presume ser el aguantador de la fiesta y no “se te sube a la cabeza” fácil la chela -porque no tomas ni mezcan o shots-, pero al final terminas en la lona, lamento decirte que eres el chavorruco del grupo. Con la edad, tu organismo ya no asimila igual el alcohol en grandes cantidades; así que lo que antes presumían ¡ahora sí les puede pasar!

Sacar el coto en la oficina

Es de chavorrucos sacar el coto en la oficina, bromear con los más jóvenes y alburearlos. Los hombres, por un lado, se vuelven el foco de atención y tratan de estar al día viendo el Werever y su banda, “personajes que admiran los chavos”.

Por otro lado, las chavorrucas se sienten la voz de la experiencia, el google viviente de la generación millennial.

Quieren monólogo

chavorruco.jpg

Sí, los chavorrucos suele evocar esos consejos que daba Adal Ramones por allá en 1997. Intentan meter por la fuerza a los más jóvenes que Rudy era un tipo chido y que los “sketches” son lo más “in”. De verdad me di de topes en el muro cuando vi que regresaba Adal Ramones con su “Adal, el Show”. Lo bueno es que por falta de patrocinadores fue cancelado en abril de 2016. ¿Por qué será?

El amor no tiene edad

Coquetear discretamente a una millennial, viniendo de un chavorruco, no es nada discreto. Y menos si es evidentemente más joven que tú. Seguro cantantes la frase “el amor no tiene edad”.

No te mato las esperanzas pero a veces estos coqueteos resultan ser desconcertantes para los demás; algo así como un amor incestuoso tipo “40 y 20” de José José.

No soy un chavorruco

Ja, por último, y si seguro pensaste que este punto debería encabezar la lista porque la negación te la enseñó la psicología, sí ¡Eres un chavorruco! Ser chavorruco no es malo, es malo negarlo. Papá, ya estás grande para ser hipster porque cuando tenías edad ellos no existían.

Creo que ya estoy empezando a chavorruquear. ¡Nos leemos luego!