La enorme necesidad de aceptación, de pertenecer ya no a un grupo, sino a un entorno social global, cada vez es más grande, y los millenial son una prueba palpable de esto.

Un joven de 22 años, llamado James Malcolm, se encontró a un personaje “desconocido” en el aeropuerto de Australia, pero al ver que varias personas se acercaban a él para tomarse fotografías o pedirle que les firmara sus camisetas, para no sentirse “fuera” de esto, el millenial se acercó y también se tomó una fotografía; pero después preguntó a través de Twitter de quién se trataba…

Resulta que el cantante Nick Cave estaba en el aeropuerto, esperando un vuelo a Nueva Zelanda, por lo que la gente se acercó para tener una foto con su ídolo, pero este jovencito, como no quiso “sentirse excluido”, primero se tomó una fotografía con Nick Cave de fondo, y preguntó a sus contactos de quién se trataba.

Pero como sus 700 contactos son igual de… millenials que él, nadie supo responder…

 

Como nadie le respondió, y para satisfacer su necesidad de ser parte de algo, además del deseo de tomarse una fotografía con una persona famosa  -aunque no la conozca- decidió acercarse y tomarse una selfie con el cantante.