Fuera de la habitación todo es perfecto. El tipo que conociste hace unas semanas en el bar ha resultado ser un sueño. Caballeroso, atento, con buena plática, divertido. Te tiene de un ala. Y, bueno, consideras que ya es momento de aflojar las carnes y darle más gasolina. Haces todo para que esta noche sea la indicada.

Una vez que están en el hotel… oh, santo cielo. Ese ser que te tenía alucinada con sus vastos conocimientos sobre ingeniería, que se conoce todos los restaurantes que están de moda, que te trata como un capullo de flor… es un absoluto fracaso en la cama.

Por más que le das indicaciones de tránsito, como si fueras Waze, el tipo está perdido. No es muy bueno para el sexo oral, cree que su paquete es un tesoro y nomás no da una para que disfrutes el momento.

Agh. A otra cosa, mariposa. Pero no todos son así, por lo que te presentamos siete tipos de hombres que la vida te podría poner debajo de las sábanas:

Peter Pan

Personalidad: el tipo en cuestión es divertidísimo. Te hace reír, es ocurrente, tiene buenas puntadas. Trabaja en esto… y en aquello. ¿Proyecto de vida? Bah, eso es para los godínez. Él prefiere vivir el hoy y el ahora.

Pistas que lo delatan: tiene 37 años y aún vive con sus papás. Dice que lo hace para poder ahorrar y comprarse una mansión (aunque has visto que no tiene un peso cuando salen juntos). Suele hacer berrinches por todo, tiene poca tolerancia a la frustración.

A la hora de brincar en el colchón: sin duda es un niñote. Por lo general son un tanto egocéntricos, pero no creas que todo está perdido. Al ser tan impulsivos puedes aprovechar para probar cosas nuevas, como tener sexo en el baño del restaurante al que fueron a cenar; incorporar juguetes sexuales novedosos o imitar una película porno (tal cual como la vean en la tele). Puede ser que no se enganche contigo para tener dos chamacos y comprar un depa en la del Valle, pues quiere seguir siendo libre como el viento y peligroso como el mar, pero la divertida que te darás con él nadie te la va a quitar.

Mussolini

Personalidad: como su nombre lo dice, sólo sus chicharrones truenan. Es imperativo, mandón y a veces un tanto desconsiderado. En general son personas perfeccionistas que les pudre cuando las cosas no salen a su antojo.

Pistas que lo delatan: nunca te deja escoger el lugar al que irán por la noche. Suele darte “consejos” sobre qué tipo de ropa te quedaría mejor según tu cuerpo; por qué debes cambiar de trabajo y qué tipo de lugares debes frecuentar para conocer gente que te ayude a escalar en tu profesión.

A la hora de brincar en el colchón: ¿neta te quieres cenar a un espécimen así? El tipo no sólo es un tirano sino que también es un machista empedernido. Ok, si sólo te quieres dar un gustito porque te parece extremadamente guapo y se te cuecen las habas por echarte esa canita al aire, va, pero no digas que no te lo advertimos. Suelen vivir ensimismados, por lo que quizás no procure hacer el menor esfuerzo por que disfrutes el momento. Ya tú sabe’.

Remi

Personalidad: es sumamente sensible. Todo lo hace llorar, desde el amanecer hasta el atardecer. Suele sentirse ofendido con cualquier comentario, pues según él, sabe leer entre líneas. No tiene muy buena percepción de sí mismo, pues se considera feo y con pocas probabilidades de triunfar en la vida.

Pistas que lo delatan: siempre se refiere a sí mismo como un fracaso. Es los que creen que la mala suerte se apoderó de él y tiene la firme convicción de que el mundo conspira en contra suya. Si algo no sale como él esperaba, llora.

A la hora de brincar en el colchón: pfff… El tipo no es muy seguro de sí mismo, por lo que cualquier cosa que malinterprete podría provocar que reviene en llanto. Debería asumir que el dolor, los errores y la felicidad son cosas que pasan en la vida y que hay que vivir con ello. Como piensa que no hace nada bien, probablemente no le eche muchas ganitas al asunto, pues de cualquier forma “lo hará mal”. Podría ser la noche más mediocre de tu vida.

James Dean

Personalidad: es un rebelde sin causa. Son esos hombres que tienen un “no sé que, que qué se yo” que te vuelve loca. Es enigmático con un halo de hombre sabio y experimentado.

Pistas que lo delatan: no suele hablar mucho de sí mismo. Es callado, pero cuando decide hablar, hace comentarios atinados. Muy probablemente tenga un negocio propio, pues no teme emprender proyectos nuevos. Le gusta viajar y es aficionado a la velocidad.

A la hora de brincar en el colchón: todo lo contrario al Remi. El tipo cuenta con varios kilómetros recorridos, es seguro de sí mismo, pero también valora las experiencias ajenas, por lo que seguramente se preocupará porque la pasen bien. En una de esas aprendes técnicas que jamás habías visto o imaginado.

Mauricio Garcés

Personalidad: vanidoso y galán. Cree que a todas trae muertas y se considera imposible de alcanzar.

Pistas que lo delatan: no es muy difícil detectarlos. Se autocultivan, sólo hablan de ellos mismos y suelen tener un aspecto sumamente cuidado. Visten al último grito de la moda, cuidan meticulosamente su alimentación y se la viven en el gimnasio. Cuando sales con uno de ellos, quizás te platique de sus anteriores ligues.

A la hora de brincar en el colchón: vamos, el tipo es un don Juan, así que no te claves mucho con él. No caigas en el error de querer cumplir con sus expectativas, pues lo más probable es que la situación se vuelva como un monólogo donde tú ni siquiera figures. No te espantes si llega a compararte con alguien más, pues para él todas son iguales y sólo unas cuantas se diferencian de las demás.

Andy Stitzer

Personalidad: así como el personaje de Virgen a los 40, el tipo vive enamorado del amor. Su experiencia sexual se reduce a los momentos que ha tenido con Manuela y a las clases de sexualidad que recibió en la escuela. Busca a la mujer (o al hombre) ideal para entregarle su florecita.

Pistas que lo delatan: quizá creas que es imposible conocer a alguien así, pero más vale estar alerta. Son tipos que quieren “preservarse” hasta llegar al matrimonio o conocer a la persona ideal. Cuando alguien hace referencia al sexo, cambian el tema o directamente dicen que es un tema con en el que no hay que jugar.

A la hora de brincar en el colchón: si tú eres el/la afortunada en inaugurarlo, lo mejor es que te armes de paciencia, pues no dominará el arte a la primera. Quizás haya cosas que no se atreva aún, pero no está de más que sepa de qué se trata la cosa. Igual podrías llevarte la sorpresa de la vida y pasar un buen rato juntos. Al final podrás cantarle: yo soy tu maestro, quien supo enseñarte.

Usain Bolt

Personalidad: el tipo vive a las prisas. Es un poco desesperado e impaciente y cree que todo debió estar listo hace horas. Se fija más en las circunstancias que en el fondo de la olla.

Pistas que lo delatan: vive inmerso en sí mismo. Tiene mil proyectos, cree que todos deberían ser más prácticos para agilizar las cosas, por lo que no se fija mucho en los detalles. Si luces un vestido o una camisa nueva, probablemente no se dé cuenta, pues vive inmerso en sus pensamientos y en sus planes.

A la hora de brincar en el colchón: está de más decir que será el más veloz de la historia. Está más enfocado en lo que hará después que en la cadereada. Podrías desafiarlo para que haga una mejor actuación y que disfrute el momento. Sugiérele que apague su teléfono y se concentre en lo que está haciendo. Probablemente le saques una faceta desconocida, incluso para él.

Tomado de Chilango.com