Phantasia es una marca alemana de refrescos que se encuentra ahora mismo en el punto de mira al haber sido tachada de homófoba. La dura acusación procede de un bar gay situado en la localidad alemana de Stuttgart, que asegura que la compañía de bebidas rechazó uno de sus pedidos porque la comunidad homosexual no es, a priori, público objetivo de la propia firma.

La indignación ha sido tal que Boots Westernbar, que así se llama el establecimiento, publicó en su cuenta de Facebook lo sucedido. “¿Sabías que hay refrescos solo para los consumidores heterosexuales?”, puede leerse en el primer párrafo.

Por supuesto, la reacción de los usuarios de la red social no se hizo esperar y, en apenas cuatro días, recibió más de 80 comentarios a la publicación y un centenar de “me gusta”. Y es que, para bien o para mal, lo cierto es que Phantasia hasta la fecha era una marca no muy conocida entre los alemanes y ahora quien más, quien menos sabe de su existencia.

A causa del aluvión de críticas, la firma de refrescos no ha tenido más remedio que dar la cara y disculparse en su perfil de Facebook por esta situación. “En ningún momento hemos querido discriminar a personas por su orientación sexual” explica en su comunicado Phantasia, después de que Markus Kern, CEO de la compañía, expusiese al dueño del bar en un email que se negaba a comercializar ahí sus refrescos por considerar que “los homosexuales no eran parte de su público objetivo”, argumentando que “es importante elegir el target correcto, especialmente al empezar”.

En declaraciones al diario alemán Stuttgarter Zeitung, Kern ha señalado que la negativa a vender sus bebidas en el bar gay no fue porque el público fuese homosexual, sino porque preferían orientar su producto a niños y familias y alejarlo del ambiente nocturno.

A continuación, la entrada original del bar Boots Westernbar publicada en Facebook y también la traducción al español que sugiere la red social.

Phantasia