INSTRUCCIONES PARA UNA VIDA REAL

Nunca olvidaré el día que mi profesora de filosofía, Ana, nos explico las teorías de Nietzsche. Yo andaba en aquel entonces en el 3º curso del ya desaparecido BUP, a un paso de COU, esa meta que, cuando aún no tienes los 18 años, parece el fin de tu adolescencia; bendita inocencia. Quizás, lo que más me llamo la atención de las teorías de este alemán fue su concepto de nihilismo, algo que me ha acompañado hasta hoy y que creo que nunca voy a olvidar; según este filósofo, durante la Edad Media, el Hombre luchaba en la Tierra para conseguir el perdón de Dios y la subida al bendito paraíso; había un miedo atroz a las pasiones carnales, los pecados mundanos estaban mirados con lupa y había una razón para vivir en esta calamidad que es la vida, y era conseguir el disfrute eterno. Con la llegada…

Ver la entrada original 651 palabras más