Los mexicanos estamos bajo la mirada del resto del mundo debido a 43 estudiantes desaparecidos. Debemos aceptar la realidad: los estudiantes están muertos ya. Exigimos algo imposible -que regresen con vida- para poner en aprietos al Gobierno. Pero, ¿Qué podemos esperar si las cosas “posibles” no las han podido cumplir? Quiero decir, tenemos ante nuestros ojos, en nuestra mente la respuesta para votar en los siguientes procesos electorales.

Si un empleado es ineficiente en una empresa, se le despide; si un alumno no “da el ancho” en una licenciatura, reprueba; si un maestro es incompetente, se le despide, y si un político es ineficiente y no da resultados, ¿Qué se le hace? Fácil, se le niega el voto en la próxima elección.

El problema con los políticos mexicanos es que estaban acostumbrados a un pueblo agachón, que no dijera nada y aceptaba las cosas como “una cruz que le tocó cargar”. ¿Por qué? Porque así pensaba el mexicano. Sin embargo, la visión y cambio que se dio en un punto de la historia de las nuevas generaciones y su contacto con otras culturas, los hizo alzar la voz. Algo que no fue muy bien visto.

Si te quejas, no te escuchan

Si vas por la vía legal, te ignoran

Si rompes las reglas, te voltean a ver

¿Qué otra salida le quedó a los mexicanos? La violencia. Y no es para menos pues “la violencia genera violencia”.

Fuera del país otros mexicanos están alzando la voz y rompiendo esquemas que a los políticos los dejan con un mal sabor de boca porque quieren dar la impresión de que México está bajo control, pese a los miles de muertos sin rostro que hay bajo nosotros. Quieren demostrar que aún están sentados sobre el poder que, claramente, está disputado entre ellos y el narcotráfico.

El 30 de octubre de este año, un grupo de mexicanos organizó un homenaje a Octavio Paz por el centenario de su natalicio en la Universidad de Basilea, Suiza. El Embajador de México en ese país, Jorge Castro-Valle Kuehne, se presentó para su inauguración sin imaginar lo que le esperaba. Los mexicanos manifestaron su repudio hacia la situación que atraviesa México y quienes aún vivimos en él.

Aquí el video en dos partes:

Y la respuesta del embajador fue “Preferimos que ustedes se vayan”

Te recomendamos leer el artículo de opinión de Fernando Castillo “México, la ingidanción mundial

Tu puedes hacer un donativo para el autor de esta web aquí