El gobierno de China y Apple desmienten el reporte en el que se baneaban los productos de oficinas de gobierno por problemas de seguridad.

Hace un par de días se dijo que Apple habría sido añadida a la lista negra de productos que podían usar las oficinas gubernamentales en China. De acuerdo a Bloomberg, fuentes cercanas habían visto la lista en donde se encontraban diez productos como MacBook Pro o iPads, mismos que que serían baneados para comprarse con dinero público por problemas de seguridad.

Hoy China desmintió este dato por medio del Centro de Adquisiciones del Gobierno Central. De acuerdo a un reporte de Reuters, el organismo responsable de proveer los equipos a las oficinas de gobierno, el Ministerio de Finanzas y la misma Apple dijeron que la compañía de Cupertino jamás aplicó para ser considerada en esa lista.

La lista en cuestión tiene que ver con los productos clasificados por su consumo de energía y es una de tantas que utiliza el gobierno chino. Si bien Apple dedica un tiempo en cada keynote para hablar del consumo de energía y el impacto ambiental de sus productos, el Ministerio de Finanzas asegura que la compañía estadounidense no ha brindado material suficiente para verificarlos.

Con esto, las oficinas de gobierno y del partido comunista pueden llenar de MacBooks y iPads sus escritorios ya que el aparecer en esta lista no les impide adquirirlos. Lo cierto es que no creemos que China ceda un poco de terreno en su estrategia por evitar la influencia extranjera en su mercado.

 

 

[Información publicada en FayerWayer]