Paul Walker está vivo… al menos para el portal estadounidense Nodisinfo, que publicó tener pruebas que demostrarán que la muerte del actor de la franquicia Rápido y Furioso, en aquel accidente automovilístico el 30 de noviembre 2013, fue solamente un montaje armado por él, su familia y amigos, y que se encuentra “vivito y coleando”. 

“Ya fue comprobado sin dejar lugar a duda que la muerte fue un teatro montado tanto por el actor como por la familia y amigos de este. El accidente fue una simulación y el supuesto choque nunca se dio”, citó el portal.

Ésta no es la primera vez que este medio publica cuestionamientos respecto a la muerte del actor. Justo al mes de su muerte, el sitio posteó una nota bajo el título “Walker sigue vivo y su familia y amigos lo están encubriendo”.

Por si eso no fuera poco, el medio también dijo poseer fotografías que comprueban que Walker sigue en este mundo y que un asistente de utilería que trabajó con él lo vio en Inglaterra con barba y cabello largo.