Después de que Apple defendiera el modo con el que trata la privacidad de sus usuarios ante un comunicado de China, ahora el gobierno chino ha prohibido a sus integrantes adquirir productos de Apple.

Los productos de Apple “baneados” son diez, entre ellos el iPad o el iPad mini y cualquier portátil de la marca. Y no es la primera vez que ocurre: los trabajadores del gobierno de China también han visto cómo se les prohibía adquirir productos de Symantec o Karspersky. Para el analista Mark Po, China quiere dejar claro que no quiere demasiados productos provenientes de occidente en su propia administración. Y que el responsable que ha filtrado esta noticia haya pedido a los medios respetar su anonimato nos demuestra que no se andan con bromas.

De ser eso cierto la preocupación de la seguridad que ha exhibido el gobierno Chino podría ser la excusa para que no se compre ningún iPad o MacBook más, aunque también hay indicios de que podría haber sido un malentendido en una revisión de calidad que se hace regularmente. No es algo que se pueda solucionar con una reunión, desde luego. Y Apple tiene mucho en juego con las saludables ventas que reportó en la pasada rueda de prensa de resultados financieros.