El protagonista más importante de la Copa del Mundo viene de Pakistán y es hecho por mujeres. En ese lugar del medio oriente, mujeres se dedican a darle forma al balón que correrá en los estadios del Mundial. El brazuca, como fue bautizado, es hecho minuciosamente por manos de mujeres que le ponen colorido al esférico.