Al menos eso asegura su creador, Dong Nguyen, quien en su momento alegó como motivo para retirar el juego en primera instancia que era demasiado adictivo. “Flappy Bird fue diseñado para jugarse unos pocos minutos cuando estás relajado. Pero sucedió que se convirtió en un producto adictivo. Pienso que se ha convertido en un problema. Para resolver el problema, lo mejor es retirar Flappy Bird. Se ha ido para siempre”. Bueno, aparentemente “para siempre” es hasta el próximo mes de agosto, cuando Flappy Bird regresará a la App Store según ha confirmado Nguyen al canal estadounidense CNBC.

La nueva versión contará con un modo multijugador y mecanismos para hacerlo menos adictivo, quizás un mensaje cada cierto tiempo recordándote que debes tomarte un descanso. Desde luego, teniendo en cuenta los 50 mil dólares que ingresaba el juego original cada día en concepto de publicidad, uno se pregunta si esta es la campaña de marketing más extraña de todos los tiempos o qué diablos ha ocurrido aquí.

Pero Nguyen no va a quedarse aquí, y hoy mismo ha compartido una captura de su próximo juego: una especie de clon de Canabalt pasada por el filtro nintendero de Flappy Bird. ¿Estaremos ante otro nuevo éxito fenómeno social?

 

 

 

 

 

[Información publicada por Applesfera]