El mayor temor de muchas personas que deciden emprender en las redes sociales es el rechazo. Sí, tiene cierto temor por lo desconocido que parecen las redes sociales para ellos. Incluso si las redes sociales son para su empresa y no para sí mismo, estas personas temen que su empresa se vea envuelta en una imagen negativa.

Pues bien, para esas personas que tienen sus reservas sobre lo que las redes sociales pueden hacer por ellos o sus empresas tengo algunos consejos que tal vez sean de gran ayuda para generar una buena primera impresión.

El primer paso para comenzar en las redes sociales es saber cuál es la red social de nuestro agrado o cuál es la que más le conviene. Podemos comenzar con lo básico. Un perfil en Facebook está bien. Pero sí es un profesionista que quiere vender su imagen y su trabajo, lo más apropiado es que comience con LinkedIn. O si busca sumergir a su empresa en las redes sociales para dar a conocer sus productos, lo mejor es una página de Facebook. La decisión es tuya.

Una vez que has elegido la red social que más te convenga, lo importante es saber cómo debes publicar. No es lo mismo publicar un estado en Facebook, que mandar un Tweet. Cada uno tiene sus límites.

Algo básico después de elegir la red social y cómo publicar el contenido, es saber qué puedo publicar. El contenido es lo más importante. Mientras el contenido sea de mayor calidad, mucho mejor. No vamos a cautivar a nuestros suscriptores, seguidores o amigos con contenido que no es de calidad. Es decir, debemos conocer el interés de nuestro auditorio.

Un consejo sobre el contenido interesante a compartir es que las imagines sean de buena calidad, no pixeleadas, grotescas u ofensivas. Si es posible, publica algunas infografías, son de mucho interés para la mayoría.

El último consejo, pero no menos importante, es que no abandones tus redes sociales. Dedica el tiempo necesario a interactuar con tus suscriptores o seguidores. Un perfil desactualizado es lo mismo que si no tuvieras presencia en redes sociales. Debes propiciar la participación con preguntas, pidiendo la opinión de los usuarios e incluso haciendo foros de debate.

Estos son quizás los cinco puntos básicos que una persona debe seguir si está interesada en embarcarse en las redes sociales. Y aunque seguramente te enteraste de este artículo por medio de una red social, quizás pienses que ya es demasiado tarde. No, es el momento oportuno para que le des un rumbo diferente -si es que ya tienes tus perfiles- o que inicies bien.

 

 

[Artículo escrito por Fernando Castillo]