Propósitos ‘r-e-a-l-e-s’ de Año Nuevo

Inicia un nuevo año y todos hacemos propósitos que quizás no cumpliremos pasado febrero. La razón es sencilla: nos ponemos metas imposibles, irrealistas en todo caso. Prometemos bajar de peso, pero no fijamos una cantidad; prometemos ahorrar dinero, pero decimos cuánto será, o bajar nuestras deudas sin cuantificar lo que debemos.

Otra razón por la que no cumplimos nuestros propósitos de Año Nuevo es por que los vemos como una promesa de una festividad, y pasada esa festividad nuestros propósitos se van con ella. 

Por eso es mejor ver esos “deseos” como metas a cumplir. Pero metas reales y no imposibles. Si nos proponemos bajar de peso, lo importante es saber cuánto pesamos y poner una cantidad de kilos a bajar; podemos empezar con dos o tres kilos y con forme pase el tiempo aumentar la cantidad para cumplir la meta.

Si de ahorrar se trata, lo importante es poner una meta económica, cuánto se desea ahorrar por quincena para cumplirlo y también una fecha límite. También hay que ponerle realismo si se trata de bajar deudas, cuantificar nuestras deudas totales y cuánto vamos a abonar por quincena o por mes. A nadie hace más daño negar lo que debemos que a nosotros mismos, nuestro nombre es el que está en juego.

¿Ya sabes cuáles son tus propósitos de Año Nuevo? Si ya lo sabes compara lo anterior con tus metas. Si son irreales hazlas reales y cúmplelas. Así el próximo fin de año te sentirás orgulloso de haber cumplido los propósitos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s