Confesiones de medianoche: ¿Ser o parecer?

A estas alturas, el sentido mismo de la existencia y personalidad se vuelve un punto muy importante. Conservar esa esencia que todos han matado ya, cuesta cada vez más.

Entonces, podemos decir que quienes han logrado mantener el foco de atención sobre ellos son realmente personalidades únicas, poco manipuladas. Personalidades que no han sido fabricadas por alguien más, que intenta redireccionar su impacto.

Cuando te vuelves bueno en lo que haces, llamas la atención, mantienes la expectativa y cada paso en falso tuyo cuenta para condenarte. No hay un “espacio” en Internet donde no hayas sido encontrado interesante y se te busque para generar tráfico. Eso, señores, es lo que pocos han entendido, que no se trata de parecer ser sino de ser sin parecer.

Existen dos tipos de personalidades exitosas: aquellas que mantienen su postura y las que venden su postura. Lástima es saber, entonces, que quien ha cambiado ya de ruta, probablemente, en dos años será tan ordinario como los cepillos de dientes (que lavan la boca y tratan de eliminar las bacterias para no hablar pestes).

¿Cuál eres tú?

Un comentario sobre “Confesiones de medianoche: ¿Ser o parecer?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s